Archivo histórico

Universidad de Oviedo (S.XIX-1997)

La Universidad de Oviedo fue fundada por Fernando Valdés Salas por disposición testamentaria, para la que se solicitó la correspondiente autorización papal, concedida mediante Bula de Gregorio XIII de 15 de octubre de 1564. La ejecución del testamento y la consiguiente puesta en marcha de la Universidad se demoró muchos años, debido a la interesada lentitud de sus testamentarios y a la oposición del sobrino y heredero del inquisidor Valdés, Fernando de Valdés Osorio, patrono de todas sus fundaciones. Las obras del edificio comenzaron en 1574 y se prolongaron hasta 1590. Las gestiones de la Junta General del Principado, del obispo y Cabildo Catedralicio y del Ayuntamiento de Oviedo consiguieron superar todos los obstáculos y en 1604, Felipe III expedía la Real Cédula de Aprobación. En 1607, se aprueban los llamados Estatutos Viejos y en septiembre de 1608 se inauguraba solemnemente, siendo su primer rector el canónigo Alonso Marañón de Espinosa.

La Universidad contaba con las Facultades de Artes, Teología, Cánones y Leyes, y se otorgaban los tres grados: bachiller, licenciado y doctor. Un primer cambio se producirá con la reforma de los planes de estudios auspiciada por Campomanes en 1774 y la ampliación del tradicional núcleo de enseñanzas, con la puesta en marcha de una Facultad de Medicina, subvencionada por el obispo González Pisador, que cerro sus puertas en 1806.

Durante los dos primeros siglos de existencia, la Universidad conoció momentos de esplendor. El siglo XIX estuvo marcado por las convulsiones políticas, que dio al traste con la reforma del plan de estudios de 1807. A la muerte de Fernando VII, y con el apoyo de la Sociedad Económica de Amigos del País, emprende una nueva etapa caracterizada por las reformas llevadas a cabo en 1845 por Pedro J. Pidal y Carneado; las primitivas facultades se reorganizan bajo nuevas denominaciones: Filosofía, Jurisprudencia y se suprimen los estudios de Teología en 1852. La Facultad de Filosofía, continuadora de la antigua de Artes, se desdobla en Facultad de Filosofía y Facultad de Ciencias en 1857, auspiciada esta por la Sociedad Económica de Amigos del País, aunque desaparece unos años después y no vuelve a funcionar hasta 1895. También se implanta los estudios de Notariado en 1851. En los últimos años del siglo XIX y primeros del XX, la Universidad vive su edad de oro que la sitúa a la vanguardia intelectual del país, con experiencias como la de Extensión Universitaria y todo el movimiento regeneracionista promovido por el llamado Grupo de Oviedo, muy vinculado a la Institución Libre de Enseñanza.

La Revolución de Octubre de 1934 trajo consigo la destrucción del edificio. La Guerra Civil impidió el normal desarrollo universitario e, incluso estuvo a punto de desaparecer, aunque reanudó su actividad con medios muy precarios en Luarca y Navia, para regresar en 1939 al viejo edificio de Oviedo.

Será en la década de los 60 cuando la Universidad de Oviedo inicia su recuperación y expansión. La facultad de Filosofía y Letras se amplia con nuevas especialidades: Historia, Arte, Filología Inglesa. En la de Ciencias se crean las secciones de Geología y Biología y en 1968 se establece la Facultad de Medicina. A comienzos de los 70 empieza a funcionar la de Ciencias Económicas y Empresariales y se integran en la Universidad la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas, creada en 1957, y las escuelas universitarias del distrito. Más recientemente se convierten en nuevas facultades las secciones de Filosofía y Letras (Filología, Filosofía, Ciencias de la Educación, Geografía e Historia) y Ciencias (Química, Geología y Biología); se crea la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales en Gijón y se ponen en marcha nuevas titulaciones, tanto medias como superiores: informática, náutica.

Las distintas facultades se reparten entre varios campus en Oviedo, Gijón y Mieres y el edificio histórico ha perdido su función tradicional como sede de la Facultad de Derecho y en la actualidad acoge a la Biblioteca Universitaria, la capilla y el Paraninfo.

La documentación conservaba sobre la Universidad de Oviedo, debido al incendio producido en el edificio durante de la Revolución de Octubre y la consiguiente quema de su archivo, comienza a partir del año 1934, exceptuando la Escuela de Ingenieros Técnicos de Gijón cuyo fondo comienza en el S. XIX.

  • Órganos de gobierno (Rector, Secretario, Claustro).
  • Registro de la Universidad (1934-1987).
  • Extensión Universitaria (Cursos de Verano) 1940-1987.
  • Vicerrectorado de Estudiantes (expedientes de expedición de títulos de Bachiller Superior y Laboral, Exámenes de Estado).
  • Colegios Mayores (documentación incluida en las cajas Secretaría General).
  • Fundaciones y Patronatos Universitarios.
  • Contabilidad y Presupuestos ( 1940-1985).
  • Construcciones y obras.
  • Facultades (fondo procedente de Secretaría General).
  • Facultad de Derecho (Expedientes de reconstrucción).
  • Escuelas Universitarias (especial importancia por su antigüedad la Escuela de Ingenieros Técnicos de Gijón).
  • Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Oviedo.
  • Vicerrectorado de León.
  • Segunda Enseñanza (Academias, Colegios), 1933-1960.

Archivo fotográfico (1870-2008)

La fotografía es un magnífico documento informativo, un certificado de presencia imprescindible, aunque a veces se le niega su capacidad de prueba veraz. El Archivo Fotográfico de la Universidad de Oviedo, nos proporciona una inestimable información sobre la vida académica.

Son en total 7.865 documentos. Además, no se trata de un fondo cerrado, pues cada año el Gabinete de Prensa remite sus documentos fotográficos al Archivo.

Existen un buen número de fotografías que proceden de colecciones privadas y donaciones particulares: J. Ramón Coronas, Luis Montoto, José María Campoamor, Ramón Rodríguez Álvarez, Lorenzo Arias y las pertenecientes al Patrimonio Histórico Artístico, así como fotos existentes en otros Archivos, como el de Colonias Escolares, Exposición Orígenes, separadas de los mismos por ser un soporte de diferente conservación que el papel.

Archivo de las Colonias Escolares de Salinas (1894-1985)

Las Colonias Escolares Universitarias de Salinas surgen en lo que se ha denominado la "edad de oro" de la Universidad de Oviedo, que transcurre entre los años 1885 y 1910. Tenían como objetivo el cuidado del desarrollo corporal de los niños y de su educación moral, de acuerdo con el entorno en el que hacían fortuna las ideas krausistas, en un ambiente apropiado cercano a un pueblo de montaña o de mar, bajo la dirección de una persona con preparación pedagógica. A partir del curso escolar 1893-1894, la Universidad de Oviedo se inició en la andadura de las colonias escolares en su distrito, tanto de carácter costero, en Salinas, como de montaña, en Pajares, bajo la tutela de diversos profesores de la Universidad (el rector Aramburu, los catedráticos Fermín Canella, Aniceto Sela, Adolfo González Posada, Adolfo Álvarez Buylla, etc.) y dirigidos por un maestro.

En el fondo documental destacan las memorias que el director presentaba anualmente a la Junta de Colonias, verdadera radiografía de la vida de la institución, junto con las fichas que recogen datos físicos y familiares de los colonos y una serie bastante amplia de correspondencia.

Archivo Rafael Altamira (1896-1936)

Rafael Altamira Crevea (Alicante 1866-México 1951), miembro del Grupo de Oviedo, historiador, crítico español y hombre de variados intereses científicos; autor de Historia de España y de la civilización española, Tierras y Hombres de Asturias, Psicología del Pueblo Español, etc. En 1897 obtuvo la Cátedra de Historia del Derecho de la Universidad de Oviedo, en la que permaneció hasta 1910, trasladándose a Madrid como Catedrático de la Universidad Central, ocupando también el cargo de Director General de la Enseñanza Primaria. El Archivo contiene correspondencia, manuscritos personales y prensa y recortes de prensa.

Archivo Fermín Canella Secades (1903-1924)

Fermín Canella Secades (Oviedo 1849-1924), profesor de la Universidad de Oviedo y rector de la misma desde 1906 a 1914. La documentación es relativa a la Enseñanza Primaria en Asturias, que por la Ley Moyano de 1857 había encomendado a los Rectores de los Distritos Universitarios que se ocupasen de las escuelas y de su personal.

Archivo Demetrio Espurz Campodarbe (1904-1935)

Demetrio Espurz Campodarbe, (Oviedo 1958), tomo posesión en el año 1905 de la Cátedra de Física Teórica y Experimental de la Facultad de Ciencias de Oviedo, Sección de Químicas. Organizó el Gabinete de Física, para el que logró unas dotaciones de material e instrumental por entonces poco conocidas. Ocupó los cargos de Decano de la Facultad y Vicerrector de la Universidad, permaneciendo en la misma hasta su jubilación en 1937.

La documentación contiene correspondencia y documentos referentes a la adquisición de material científico diverso.

Archivo del Conde de Toreno (1363-1946)

El linaje de los Queipo de Llano, con casa solar en Cangas de Tineo, (actualmente Cangas de Narcea), comienza a fraguar su importancia económica y política en el Principado a partir de la fundación del mayorazgo, en 1526, por Suero Queipo del Llano.

En 1636, Felipe IV instituye el cargo de Alférez Mayor del Principado a favor de Álvaro Queipo de Llano y sus sucesores, lo que les otorgaba voz y voto en las Juntas Generales y Diputaciones y la consiguiente influencia sobre el gobierno del Principado. En 1659, el propio Felipe V le concedió el título de Conde de Toreno.

Mediante una estudiada política matrimonial, enlazan alternativamente con linajes asturianos y de fuera de la provincia que les permite ejercer una notable influencia en la corte. El III Conde de Toreno, Fernando Queipo (1663-1718), casa con la rica heredera de la casa Dóriga y consolida así gran parte del patrimonio asturiano de la rama principal.

El V Conde colaboró en la fundación de la Sociedad Económica de Amigos del País.

Entre los miembros del linaje de los Queipo del Llano destaca el VII conde, que ocupó la presidencia de las Cortes y fue Primer Ministro. Francisco de Borja Queipo de Llano y Gayoso (VIII conde) fue alcalde de Madrid en 1875, hasta que en diciembre de ese mismo año fue nombrado ministro de Fomento en el gobierno de Cánovas y en 1979 fue nombrado ministro de Estado en un nuevo gobierno presidido por Cánovas.

La documentación del archivo está casi toda ella relacionada con la adquisición y administración del patrimonio y la correspondencia con sus mayordomos. Apenas se conserva documentación de tipo personal, aunque si destaca la correspondencia con la Junta General del Principado, la Audiencia y la Sociedad Económica de Amigos del País.

Archivo de la Casa de Meres (1501-1947)

Los Argüelles descienden de Gonzalo Suárez de Argüelles, valedor de Enrique II en Asturias, y constituyen, a partir del siglo XV, un linaje de fuerte influencia en el Principado. No se conoce con exactitud la fecha en que los Argüelles se establecen en Meres, pues se carece de noticias hasta la época de Carlos V, cuando era dueño de la Casa, su jurisdicción y el Coto de La Paranza, Pedro de Argüelles "el negro". En 1520 se le concede por cédula real la facultad para formar mayorazgo y en 1542, cuando ya aparece como encomendero del hospital de malatos de La Paranza y regidor de la villa de Siero y de Oviedo, se efectúa la fundación a favor de su primogénito Lope de Argüelles.

Otros descendientes de Pedro de Argüelles crearon casas secundarias también asentadas en el Concejo de Siero: la Casa de Bobes, el Mayorazgo de Celles, el Mayorazgo de la Vega de Poja.

En 1694 le correspondió la sucesión a Antonio Argüelles Posada, que había sido "Alcalde del Crimen de las Chancillerías de Valladolid y Granada", fiscal de la Casa de Indias y gobernador del Consejo de Castilla, tras la muerte de su hermano sin sucesión. A él le corresponde la reedificación del antiguo palacio familiar y el rey Carlos II le concedió el título de marqués de la Paranza y Vizconde de Arenas. No tuvo descendencia y le sucedió su hermana Ana María Argüelles Posada, casada con Diego Argüelles Estrada, señor de la casa de Vega de Poja. En 1718, se unificaron las casas de Meres y Vega de Poja en la figura de Lope José Argüelles Estrada.

Debe destacarse que muchos miembros de la familia Argüelles Meres desempeñaron el oficio de escribano público en Siero. A mediados del siglo XVI, el fundador del mayorazgo es escribano principal del concejo de Siero y en el siglo XVII se le otorga la concesión perpetua de la escribanía a Diego Argüelles de Vega, que se convirtió en titular de un derecho patrimonial susceptible de transmisión y, de hecho, la incorpora al mayorazgo. Algunos miembros de la familia renunciaron al desempeño directo del oficio, aunque conservan la propiedad, y lo ceden a cambio de un canon.

La documentación se divide en dos secciones la propia de la Casa de Meres y la de la Escribanía de Siero y Protocolos notariales, serie muy importante, teniendo en cuenta la destrucción de los protocolos notariales del Concejo de Siero durante la Guerra Civil.

Archivo de la Exposición Orígenes (1992-1995)

La Exposición Orígenes tuvo su sede en la Catedral de Oviedo, se inauguró el 13 de agosto de 1993, siendo su clausura el 30 de noviembre del mismo año. Esta Exposición, por sus características y magnitud, ha sido el más ambicioso proyecto de este género que se ha realizado en Asturias hasta la actualidad; para ello colaboraron las siguientes instituciones asturianas; Principado de Asturias, Arzobispado de Oviedo, Ayuntamiento de Oviedo, Universidad de Oviedo y Caja de Ahorros de Asturias.

Documentación muy variada, informes, anteproyectos, proyectos, memorias, presupuestos, libro de honor, libro de visitantes, etc.; así como mucho material gráfico.

Archivo de la Asociación de Feministas Asturianas (1960-1990)

En la escena social subsiguiente al franquismo, y solo un año después de la muerte del dictador, AFA se presenta públicamente en Oviedo el 26 de noviembre de 1976. Surge para luchar contra la situación de explotación y discriminación sufrida por las mujeres a lo largo de los siglos. Su actividad y presencia creció en fuerza e importancia y se coordinó durante años con otros grupos feministas del país para hacer campañas conjuntas.

La documentación está compuesta preferentemente por folletos, carteles, pegatinas relativos a las actividades de la Asociación.

Archivo de la Asociación de Viudas Rosario Acuña (S.XX)

En plena transición democrática y estimulada por las reivindicaciones que empezaban a plantear los mutilados de las República se creó La Asociación de Viudas Rosario Acuña en noviembre de 1977, pero no quedó registrada oficialmente hasta el 14 de marzo de 1978. La primera junta directiva se eligió en la asamblea de 1979 siendo nombrada presidenta, María de las Alas Pumariño. Paralelamente al arduo trabajo para localizar a todas las viudas, se iniciaron los contactos y reuniones con las distintas asociaciones de mutilados de la República que habían surgido dentro y fuera del país, especialmente con la de Cataluña y la francesa. El intenso trabajo se vio compensado con la Ley 5/1979, de 18 de septiembre promulgada bajo el gobierno de Adolfo Suárez, sobre reconocimiento de las pensiones, asistencia, medico-farmacéutica y asistencia social a favor de las viudas y demás familiares de los españoles fallecidos como consecuencia de la guerra civil española.

La documentación está compuesta preferentemente por folletos y carteles.

Archivo de los Hermanos Arias (1959-1993)

Lorenzo y Mariano Arias Páramo, nacidos en Oviedo en 1951, estudiaron en la Universidad de dicha ciudad Filosofía y Letras por la sección de Historia y desarrollaron en su época estudiantil una fuerte actividad militante. Actualmente Lorenzo es profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo y Mariano profesor de Filosofía de Enseñanza Media.

La documentación está relacionada con la enseñanza universitaria y el movimiento estudiantil español en general y asturiano en particular, producidos fundamentalmente por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo de carácter propagandístico: pasquines, informes, llamamientos públicos, etc.; un segundo grupo de documentación está relacionado con varias organizaciones, partidos y centrales sindicales y un tercero, cuyo origen es la investigación personal de los hermanos Arias, compuesto en su mayoría por entrevistas a diversas personalidades con militancia en su época estudiantil.

Archivo de Eduardo Álvarez Quiñones (1914-1947)

Eduardo Álvarez Quiñones fue un escritor y periodista asturiano, nacido en San Martín de Lodón (Miranda) en 1884. En 1900 se traslada a Madrid donde trabaja en el diario La Época. En 1910 emigró a Cuba, fundando la Última Hora. En 1919 ingresó en La Marina. Compuso obras de teatro, regresó a España en 1927 y escribió para las publicaciones madrileñas, Estampa, Ahora, Heraldo de Madrid, El Debate, Crónica y Norte. En 1932 fijó su residencia en Oviedo y fue nombrado gerente del diario El Carbayón.

La documentación comprende manuscritos de sus artículos periodísticos y obras literarias, correspondencia y artículos de prensa.

Archivo Pedro Sanjurjo (1966-1981)

Pedro Sanjurjo, conocido por su seudónimo Pieycha, nació en Posada de Llanes en 1943, vive en la actualidad en Gijón; trabajó en una ebanistería de esta ciudad en la que actuó como líder sindical reivindicando mejoras para los trabajadores y claridad en las elecciones a representantes, lo que le supuso ser despedido, sufrió un intento de asesinato. Se inicio en el mundo de la creación plástica en 1989, realizando sus primeras exposiciones en 1990. Es autor del Cristo Cósmico de la Iglesia de Perlora y la pieza Metamorfosis ubicada en la fuente del Parque Laviada de Gijón; desde el año 1994 compagina esta actividad con frecuentes incursiones en el terreno pictórico.

El Archivo recoge las vivencias de la militancia política de Pedro Sanjurjo en el PCE y CC.OO, durante el periodo 1966- 1981. Contiene manuscritos personales, correspondencia, revistas, discursos, carteles, etc.

Archivo de la Liga Comunista Revolucionaria (1978-1996)

La Liga Comunista Revolucionaria se constituye a nivel nacional en 1970-1971 por antiguos miembros del Frente de Liberación Popular. La LCR se define como un partido revolucionario, que rechaza cualquier forma de colaboración interclasista y propugna una federación de repúblicas socialistas fundamentadas en consejos obreros.

En Asturias se funda la LCR en marzo de 1971, por iniciativa de Santiago Rodríguez (Dani) y Valentín García (Zapata). Inicialmente, el proselitismo se centra en la Universidad (Filosofía y Medicina) con notable éxito. Editaba Asturias Combate, variante regional del semanario nacional Combate. En pleno proceso de crecimiento – incorporación de un grupo de obreros del sector naval de Gijón- la organización se resiente por la separación de la Liga Comunista (LC), cuyos militantes rechazan el ultra izquierdismo y el sectarismo estéril, proponiéndose avanzar hacia una organización de masas, penetrando en los sindicatos, entonces clandestinos, CC.OO y UGT.

La escisión da lugar a: la LCR, que actúa en Oviedo y en la Universidad, más lo que ya existía en la Cuenca del Nalón y la LC en Gijón y, por lo mismo, con la mayor parte de la militancia obrera.

En 1973 la LCR se fusiona con una escisión obrerista de ETA, pasando a denominarse hasta 1976 LCR-ETA (VI).

En la primeras elecciones democráticas, en 1977, la LCR forma parte en Asturias del Frente por la Unidad de los Trabajadores (FUT), con la Organización de Izquierda Comunista (OIC) y la Asociación Feminista. En las elecciones municipales de 1983, la coalición MCA-LCR apoya las candidaturas del Bloque de Izquierda Ciudadana de Oviedo, Unidad de la Izquierda de Gijón, Bloque de la izquierda de Corvera, MCA de Avilés, Mieres y Cangas de Narcea; y LCR de Langreo. Desde entonces la LCR, que arrastraba una larga crisis interna iniciada con la reincorporación de la LC en 1978, sufre las consecuencias de abandono progresivo de la militancia, que se integra en movimientos como Lliberación, Feministas y Ecologistas; y, en no pocos casos, en partidos políticos parlamentarios.

La documentación contiene correspondencia, informes, carteles, folletos, etc relativas a las actividades de la Liga y periódicos.

Archivo Gaspar García Laviana (1975-1979)

Gaspar García Laviana nació en 1941 en Les Roces, La Hueria de Carrocera (San Martín del Rey Aurelio) y murió en combate en 1978 dirigiendo la columna Benjamín Zeledón en Nicaragua. Fue un sacerdote español que luchó junto a los sandinistas nicaragüenses; estaba muy influenciado por la Teología de la Liberación que ponía en lugar preferencial la acción pastoral a los pobres. Finalmente acabó tomando las armas al entender que un cambio político pacífico no ayudaría a paliar las necesidades de Nicaragua.

El Archivo nos presenta, por un lado, la documentación referida a la situación de Nicaragua y a la figura de Gaspar García Laviana; y por otro, la documentación generada por el Comité de Solidaridad con el Pueblo de Nicaragua "Gaspar García Laviana" de Asturias, reflejo del enorme impacto que la muerte del sacerdote causó en la sociedad asturiana y los intentos llevados a cabo desde el Comité para colaborar con la causa sandinista.

Datos de contacto

Dirección:
C/ San Francisco nº1, 33003 Oviedo
Campus de El Milán, Edificio Departamental
C/ Teniente Alfonso Martínez, s/n 33011 Oviedo
Contacto:
María José Gimeno Álvarez
Tfno.:
985 10 41 50
Correo electrónico:
mjgimeno@uniovi.es

Horario de apertura

De lunes a viernes: 9:00-15:00 horas

Cerrado al público:

  • Mes de agosto
  • 1 semana en Navidades
  • 1 semana en Semana Santa